Autoevaluación, acreditación y mejora continua de la carrera

La formación de profesionales en bibliotecología es un compromiso nacional con el desarrollo y el acceso democrático a la cultura informacional. La información es un derecho humano, que debe apuntar hacia el mejoramiento efectivo de la calidad de vida. Este derecho establece garantizar el acceso a la información, como se indica en la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948 (2006), artículo 19: “todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”.

Por esa razón, la Escuela de Bibliotecología, Documentación e Información inició desde el 2002 un proyecto denominado Aseguramiento de la Calidad de la Carrera, que tiene como objetivo la mejora continua de la carrera en cuanto a procesos de gestión administrativa, académica y curricular; promoción y difusión; capacitación y actualización de la población estudiantil y graduada, así como del personal docente y administrativo y la vinculación con otras instituciones nacionales e  internacionales afines.

La carrera de Bibliotecología y Documentación fue acreditada según los criterios del Sistema Nacional de Acreditación de la Educación Superior (SINAES) en la sesión 330 del 15 de agosto de 2005 por cuatro años (siendo directora la Máster Alice Miranda Arguedas) y reacreditada por cinco años más en la sesión del 1° de octubre de 2010, Acta 639-2010. En el 2014 se inició un nuevo proceso de autoevaluación con la finalidad de presentar la solicitud de la segunda reacreditación, el cual aún sigue activo con la ejecución de un Proyecto Especial de Mejora, enfocado al rediseño del plan de estudio y su divulgación; el fortalecimiento de las competencias docentes en didáctica universitaria; el fomento del uso de los recursos del SIDUNA; el involucramiento del personal en la gestión administrativa, académica y curricular; y el reforzamiento de las acciones de investigación y extensión.

La autoevaluación es un proceso constante en el que se hace un análisis de la actividad académica, especialmente, desde la perspectiva de estudiantes, población graduada, empleadores, personal administrativo y personal docente, el currículum, el impacto y la pertinencia de la carrera; el cual permite la identificación de las fortalezas y áreas de mejora del plan de estudio, su integración, soporte logístico y el personal. Este proceso involucra además la elaboración de un informe de  autoevaluación. Cuando la autoevaluación se hace con miras a la acreditación, esta comprende cuatro etapas y diversas acciones: 

La primera etapa o etapa inicial corresponde a la información, motivación, sensibilización, reflexión interna de la comunidad académica de la carrera, decisión consensuada de participación y aval de las autoridades rectoras de la Institución.

La segunda etapa corresponde a la autoevaluación que realizan los actores involucrados en la carrera que se ha sometido al proceso de acreditación: académicos, investigadores, administradores, estudiantes, egresados, colegios profesionales universitarios, empleadores, entre otros.

La tercera etapa del proceso de acreditación oficial corresponde a la  evaluación externa, cuyos propósitos son: por una parte, la validación que realizan pares académicos externos internacionales tanto de la etapa de autoevaluación como del Informe resultante de ésta y, por otra parte, la evaluación directa e in situ de la carrera. 

La cuarta etapa o etapa de acreditación y mejoramiento continuo comprende la valoración final de la calidad de la carrera que realiza el Consejo Nacional de Acreditación del SINAES – mediante un proceso de triangulación que considera el Informe de Evaluación Externa, el Informe de Autoevaluación, el Compromiso de Mejoramiento y toda otra información obtenida a lo largo de las diversas etapas, fases y actividades del proceso – y la decisión indelegable del Consejo Nacional del SINAES de concesión o no la acreditación oficial así como las condiciones en que ésta se otorga.

De particular trascendencia es en esta cuarta etapa la fase de ejecución por parte de la Institución y seguimiento por parte del SINAES de las obligaciones contraídas en el Compromiso de Mejoramiento suscrito por SINAES y las autoridades institucionales y cuyo objetivo es superar las debilidades encontradas y enriquecer las fortalezas. (SINAES, 2011, pp.3- 4)

Por lo tanto, el gran reto de la Escuela de Bibliotecología, Documentación e Información siempre ha sido crear una cultura de calidad, con el mejoramiento continuo de los procesos y el conocimiento de que los logros obtenidos se deben mantener a lo largo de los años. 

Nota:
Fuente de la cita: Sistema Nacional de Acreditación de la Educación Superior (2011). Guía para la autoevaluación de carreras - con fines de acreditación oficial – San José: Costa Rica, SINAES. 

Recuperado de: https://www.sinaes.ac.cr/documentos/Guia_para_la_Autoevaluacion_para_carreras_de_grado.pdf